Emilia y Faustina llegan a El Rebellao

Son dos burros, especie en peligro de extinción, a los que la Fundación da un hogar y un trabajo: trabajar con personas con distintas capacidades.

La Fundación Dolores Bas ha asistido este viernes a una subasta en Badajoz en la que ha adquirido dos burros, animales en peligro de extinción, para darles un hogar en la finca El Rebellao. También se pretende que estos animales aprendan a trabajar con personas con distintas discapacidades de forma terapéutica.

Son especies autóctonas andaluzas, pero vienen del CENSYRA, El Centro de Selección y Reproducción Animal (CENSYRA) de la Junta de Extremadura, que tiene como objetivo la conservación, mejora y fomento de nuestras razas ganaderas.

El Rebellao a partir de ahora estará mucho mejor acompañado ;)