Día contra el Cáncer de Mama: el camino hacia unas cifras que hablen en positivo

El 19 de octubre se celebra el Día Mundial del Cáncer de Mama, una cita que pone de relieve el compromiso de toda la sociedad en la lucha contra esta enfermedad, de la que cada año se diagnostican unos 30.000 nuevos casos en España y que, hoy en día, según datos del Observatorio del Cáncer de la AECC, padecen 132.007 mujeres en todo el país.

No importa de dónde eres, cuál fue tu colegio o como creciste. Una de cada ocho mujeres tendrá cáncer de mama según la AECC.

Cada año se diagnostican unos 30.000 nuevos casos en España, y según datos del Observatorio del Cáncer de la AECC padecen 132.000 mujeres en todo el país, con una alta incidencia a partir de los 60 años. No son unas cifras halagüeñas si además se tiene en cuenta que la incidencia se ha incrementado un 30% en siete años y que las previsiones apuntan a que los casos seguirán aumentando.

No obstante, los avances en terapias y en la investigación y la mejora en los programas de detección, han conseguido que la tasa de supervivencia a los cinco años se sitúe en un 90%, un dato esperanzador que sin duda facilita el largo camino que requiere la superación de la enfermedad.

Pero aún queda otro obstáculo que hace que lograr esta meta sea doblemente complicado: el impacto socioeconómico. Un riesgo más según el estudio "Desigualdad en la Salud" elaborado por la Red Europea contra la Pobreza y la Exclusión social en España y la AECC España.

SEGUIR LEYENDO

No importa de dónde eres, cuál fue tu colegio o cómo creciste: una de cada ocho mujeres tendrá cáncer de mama, según la Asociación Española contra el Cáncer (AECC); una mujer que podría ser vecina, compañera de trabajo, amiga, madre o hermana.

 

Cada año se diagnostican unos 30.000 nuevos casos en España y según datos del Observatorio del Cáncer de la AECC padecen 132.007 mujeres en todo el país, con una alta incidencia a partir de los 60 años. No son unas cifras halagüeñas si además se tiene en cuenta que la incidencia se ha incrementado un 30% en siete años y que las previsiones apuntan a que los casos seguirán aumentando.

 

Además, es uno de los cánceres con mayor prevalencia, indicador que hace referencia a la proporción de la población que está diagnosticada de una enfermedad en un periodo concreto y que viene determinada por la vida del tumor. Es decir, a mayor supervivencia del tumor, más se prolonga la enfermedad y, por tanto, mayor prevalencia hay.

 

Según el Observatorio de la AECC, de cada 100.000 casos diagnosticados, unos 500 se prolongan durante cinco años, alargando así una lucha contra esta enfermedad que parece casi implacable. No obstante, los avances en las terapias y la investigación (un 15% de los ensayos clínicos realizados en los últimos diez años en España han sido sobre esta enfermedad) y la mejora en los programas de detección han conseguido que la tasa de supervivencia a los cinco años se sitúe en un 90%, un dato esperanzador que sin duda facilita el largo camino que requiere la superación de la enfermedad.

 

Pero queda otro obstáculo que hace que lograr esta meta sea doblemente complicado: el impacto socioeconómico. Un riesgo más Según el estudio Desigualdad en la Salud, elaborado por la Red Europea contra la Pobreza y la Exclusión Social en España, la mitad de las mujeres en situación de pobreza no se ha realizado nunca una mamografía, una cifra que es un 30,7% superior a la de aquellas que no se encuentran en una situación económica similar.

 

A esta realidad se suman los datos de la AECC, que revelan que un 16% de las mujeres que fueron diagnosticadas en 2017 estaban en riesgo socioeconómico cuando recibieron la noticia; bien por encontrarse en situación de desempleo, por ser autónomas o porque sus ingresos en ese momento eran inferiores al salario mínimo interprofesional.

 

Estas dificultades no solo complican la efectividad del tratamiento -la detección precoz es clave para la supervivencia y durante el proceso las familias deben asumir, de media, unos 150 euros mensuales de gastos derivados, de acuerdo con la AECC- sino que inciden en la necesidad de unos programas de cribado más exhaustivos, en los que ninguna mujer tenga dificultad para acceder a su realización; y en el apoyo por parte de las instituciones a afectadas y familias, para que el cáncer sea el único bache en el que centrar los esfuerzos de superación. Solo así, y siguiendo con la importante labor médica y científica que mejora el abordaje de la enfermedad, se podrá hablar, por fin, de unas cifras en positivo.

 

Leer más en: https://www.20minutos.es/noticia/3805550/0/dia-cancer-mama-cifras/

No importa de dónde eres, cuál fue tu colegio o cómo creciste: una de cada ocho mujeres tendrá cáncer de mama, según la Asociación Española contra el Cáncer (AECC); una mujer que podría ser vecina, compañera de trabajo, amiga, madre o hermana.

Cada año se diagnostican unos 30.000 nuevos casos en España y según datos del Observatorio del Cáncer de la AECC padecen 132.007 mujeres en todo el país, con una alta incidencia a partir de los 60 años. No son unas cifras halagüeñas si además se tiene en cuenta que la incidencia se ha incrementado un 30% en siete años y que las previsiones apuntan a que los casos seguirán aumentando.

Además, es uno de los cánceres con mayor prevalencia, indicador que hace referencia a la proporción de la población que está diagnosticada de una enfermedad en un periodo concreto y que viene determinada por la vida del tumor. Es decir, a mayor supervivencia del tumor, más se prolonga la enfermedad y, por tanto, mayor prevalencia hay.

Según el Observatorio de la AECC, de cada 100.000 casos diagnosticados, unos 500 se prolongan durante cinco años, alargando así una lucha contra esta enfermedad que parece casi implacable. No obstante, los avances en las terapias y la investigación (un 15% de los ensayos clínicos realizados en los últimos diez años en España han sido sobre esta enfermedad) y la mejora en los programas de detección han conseguido que la tasa de supervivencia a los cinco años se sitúe en un 90%, un dato esperanzador que sin duda facilita el largo camino que requiere la superación de la enfermedad.

Pero queda otro obstáculo que hace que lograr esta meta sea doblemente complicado: el impacto socioeconómico. Un riesgo más Según el estudio Desigualdad en la Salud, elaborado por la Red Europea contra la Pobreza y la Exclusión Social en España, la mitad de las mujeres en situación de pobreza no se ha realizado nunca una mamografía, una cifra que es un 30,7% superior a la de aquellas que no se encuentran en una situación económica similar.

A esta realidad se suman los datos de la AECC, que revelan que un 16% de las mujeres que fueron diagnosticadas en 2017 estaban en riesgo socioeconómico cuando recibieron la noticia; bien por encontrarse en situación de desempleo, por ser autónomas o porque sus ingresos en ese momento eran inferiores al salario mínimo interprofesional.

Estas dificultades no solo complican la efectividad del tratamiento -la detección precoz es clave para la supervivencia y durante el proceso las familias deben asumir, de media, unos 150 euros mensuales de gastos derivados, de acuerdo con la AECC- sino que inciden en la necesidad de unos programas de cribado más exhaustivos, en los que ninguna mujer tenga dificultad para acceder a su realización; y en el apoyo por parte de las instituciones a afectadas y familias, para que el cáncer sea el único bache en el que centrar los esfuerzos de superación. Solo así, y siguiendo con la importante labor médica y científica que mejora el abordaje de la enfermedad, se podrá hablar, por fin, de unas cifras en positivo.

Leer más en: https://www.20minutos.es/noticia/3805550/0/dia-cancer-mama-cifras/No importa de dónde eres, cuál fue tu colegio o cómo creciste: una de cada ocho mujeres tendrá cáncer de mama, según la Asociación Española contra el Cáncer (AECC); una mujer que podría ser vecina, compañera de trabajo, amiga, madre o hermana.

Cada año se diagnostican unos 30.000 nuevos casos en España y según datos del Observatorio del Cáncer de la AECC padecen 132.007 mujeres en todo el país, con una alta incidencia a partir de los 60 años. No son unas cifras halagüeñas si además se tiene en cuenta que la incidencia se ha incrementado un 30% en siete años y que las previsiones apuntan a que los casos seguirán aumentando.

Además, es uno de los cánceres con mayor prevalencia, indicador que hace referencia a la proporción de la población que está diagnosticada de una enfermedad en un periodo concreto y que viene determinada por la vida del tumor. Es decir, a mayor supervivencia del tumor, más se prolonga la enfermedad y, por tanto, mayor prevalencia hay.

Según el Observatorio de la AECC, de cada 100.000 casos diagnosticados, unos 500 se prolongan durante cinco años, alargando así una lucha contra esta enfermedad que parece casi implacable. No obstante, los avances en las terapias y la investigación (un 15% de los ensayos clínicos realizados en los últimos diez años en España han sido sobre esta enfermedad) y la mejora en los programas de detección han conseguido que la tasa de supervivencia a los cinco años se sitúe en un 90%, un dato esperanzador que sin duda facilita el largo camino que requiere la superación de la enfermedad.

Pero queda otro obstáculo que hace que lograr esta meta sea doblemente complicado: el impacto socioeconómico. Un riesgo más Según el estudio Desigualdad en la Salud, elaborado por la Red Europea contra la Pobreza y la Exclusión Social en España, la mitad de las mujeres en situación de pobreza no se ha realizado nunca una mamografía, una cifra que es un 30,7% superior a la de aquellas que no se encuentran en una situación económica similar.

A esta realidad se suman los datos de la AECC, que revelan que un 16% de las mujeres que fueron diagnosticadas en 2017 estaban en riesgo socioeconómico cuando recibieron la noticia; bien por encontrarse en situación de desempleo, por ser autónomas o porque sus ingresos en ese momento eran inferiores al salario mínimo interprofesional.

Estas dificultades no solo complican la efectividad del tratamiento -la detección precoz es clave para la supervivencia y durante el proceso las familias deben asumir, de media, unos 150 euros mensuales de gastos derivados, de acuerdo con la AECC- sino que inciden en la necesidad de unos programas de cribado más exhaustivos, en los que ninguna mujer tenga dificultad para acceder a su realización; y en el apoyo por parte de las instituciones a afectadas y familias, para que el cáncer sea el único bache en el que centrar los esfuerzos de superación. Solo así, y siguiendo con la importante labor médica y científica que mejora el abordaje de la enfermedad, se podrá hablar, por fin, de unas cifras en positivo.

Leer más en: https://www.20minutos.es/noticia/3805550/0/dia-cancer-mama-cifras/

No importa de dónde eres, cuál fue tu colegio o cómo creciste: una de cada ocho mujeres tendrá cáncer de mama, según la Asociación Española contra el Cáncer (AECC); una mujer que podría ser vecina, compañera de trabajo, amiga, madre o hermana.

Cada año se diagnostican unos 30.000 nuevos casos en España y según datos del Observatorio del Cáncer de la AECC padecen 132.007 mujeres en todo el país, con una alta incidencia a partir de los 60 años. No son unas cifras halagüeñas si además se tiene en cuenta que la incidencia se ha incrementado un 30% en siete años y que las previsiones apuntan a que los casos seguirán aumentando.

Además, es uno de los cánceres con mayor prevalencia, indicador que hace referencia a la proporción de la población que está diagnosticada de una enfermedad en un periodo concreto y que viene determinada por la vida del tumor. Es decir, a mayor supervivencia del tumor, más se prolonga la enfermedad y, por tanto, mayor prevalencia hay.

Según el Observatorio de la AECC, de cada 100.000 casos diagnosticados, unos 500 se prolongan durante cinco años, alargando así una lucha contra esta enfermedad que parece casi implacable. No obstante, los avances en las terapias y la investigación (un 15% de los ensayos clínicos realizados en los últimos diez años en España han sido sobre esta enfermedad) y la mejora en los programas de detección han conseguido que la tasa de supervivencia a los cinco años se sitúe en un 90%, un dato esperanzador que sin duda facilita el largo camino que requiere la superación de la enfermedad.

Pero queda otro obstáculo que hace que lograr esta meta sea doblemente complicado: el impacto socioeconómico. Un riesgo más Según el estudio Desigualdad en la Salud, elaborado por la Red Europea contra la Pobreza y la Exclusión Social en España, la mitad de las mujeres en situación de pobreza no se ha realizado nunca una mamografía, una cifra que es un 30,7% superior a la de aquellas que no se encuentran en una situación económica similar.

A esta realidad se suman los datos de la AECC, que revelan que un 16% de las mujeres que fueron diagnosticadas en 2017 estaban en riesgo socioeconómico cuando recibieron la noticia; bien por encontrarse en situación de desempleo, por ser autónomas o porque sus ingresos en ese momento eran inferiores al salario mínimo interprofesional.

Estas dificultades no solo complican la efectividad del tratamiento -la detección precoz es clave para la supervivencia y durante el proceso las familias deben asumir, de media, unos 150 euros mensuales de gastos derivados, de acuerdo con la AECC- sino que inciden en la necesidad de unos programas de cribado más exhaustivos, en los que ninguna mujer tenga dificultad para acceder a su realización; y en el apoyo por parte de las instituciones a afectadas y familias, para que el cáncer sea el único bache en el que centrar los esfuerzos de superación. Solo así, y siguiendo con la importante labor médica y científica que mejora el abordaje de la enfermedad, se podrá hablar, por fin, de unas cifras en positivo.

Leer más en: https://www.20minutos.es/noticia/3805550/0/dia-cancer-mama-cifras/

No importa de dónde eres, cuál fue tu colegio o cómo creciste: una de cada ocho mujeres tendrá cáncer de mama, según la Asociación Española contra el Cáncer (AECC); una mujer que podría ser vecina, compañera de trabajo, amiga, madre o hermana. Este sábado 19 de octubre se celebra el Día Mundial del Cáncer de Mama, una cita que pone de relieve el compromiso de toda la sociedad en la lucha contra esta enfermedad, de la que cada año se diagnostican unos 30.000 nuevos casos en España y que, hoy en día, según datos del Observatorio del Cáncer de la AECC, padecen 132.007 mujeres en todo el país, con una alta incidencia a partir de los 60 años. No son unas cifras halagüeñas si además se tiene en cuenta que la incidencia se ha incrementado un 30% en siete años y que las previsiones apuntan a que los casos seguirán aumentando.

Ver más en: https://www.20minutos.es/noticia/3805550/0/dia-cancer-mama-cifras/
No importa de dónde eres, cuál fue tu colegio o cómo creciste: una de cada ocho mujeres tendrá cáncer de mama, según la Asociación Española contra el Cáncer (AECC); una mujer que podría ser vecina, compañera de trabajo, amiga, madre o hermana. Este sábado 19 de octubre se celebra el Día Mundial del Cáncer de Mama, una cita que pone de relieve el compromiso de toda la sociedad en la lucha contra esta enfermedad, de la que cada año se diagnostican unos 30.000 nuevos casos en España y que, hoy en día, según datos del Observatorio del Cáncer de la AECC, padecen 132.007 mujeres en todo el país, con una alta incidencia a partir de los 60 años. No son unas cifras halagüeñas si además se tiene en cuenta que la incidencia se ha incrementado un 30% en siete años y que las previsiones apuntan a que los casos seguirán aumentando.

Ver más en: https://www.20minutos.es/noticia/3805550/0/dia-cancer-mama-cifras/
No importa de dónde eres, cuál fue tu colegio o cómo creciste: una de cada ocho mujeres tendrá cáncer de mama, según la Asociación Española contra el Cáncer (AECC); una mujer que podría ser vecina, compañera de trabajo, amiga, madre o hermana. Este sábado 19 de octubre se celebra el Día Mundial del Cáncer de Mama, una cita que pone de relieve el compromiso de toda la sociedad en la lucha contra esta enfermedad, de la que cada año se diagnostican unos 30.000 nuevos casos en España y que, hoy en día, según datos del Observatorio del Cáncer de la AECC, padecen 132.007 mujeres en todo el país, con una alta incidencia a partir de los 60 años. No son unas cifras halagüeñas si además se tiene en cuenta que la incidencia se ha incrementado un 30% en siete años y que las previsiones apuntan a que los casos seguirán aumentando.

Ver más en: https://www.20minutos.es/noticia/3805550/0/dia-cancer-mama-cifras/