La Universidad de Extremadura promueve el acceso a estudios superiores gracias al programa Campus Inclusivo

Los objetivos del campus son, en concreto, fomentar que estudiantes con discapacidad -provenientes de toda Extremadura- no abandonen los estudios al término de la Educación Secundaria Obligatoria, continuando con su formación hacia el Bachillerato y/o de los Ciclos Formativos, finalizando su formación en el ámbito universitario.

La Universidad de Extremadura (UEx) organiza desde este sábado, día 13, y hasta el próximo 19 de julio, un Campus Inclusivo donde 16 estudiantes preuniversitarios, nueve de ellos con discapacidad, conocerán de primera mano la vida universitaria.

Concretamente, se trata del Programa Campus Inclusivos. Campus sin Límites puesto en marcha por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, Fundación ONCE y Fundación Repsol.

También pretende sensibilizar al entorno universitario, en este caso de la Universidad de Extremadura, acerca de las necesidades de los estudiantes con discapacidad, de manera que la experiencia del presente proyecto sirva para promover en el entorno universitario la adecuación de los sistemas, métodos y materiales educativos a dichos estudiantes con discapacidad, facilitando así el desarrollo de su talento, creatividad y la plena adquisición de competencias.

Asimismo, busca identificar oportunidades de mejora encaminadas al desarrollo de protocolos de acogida para estudiantes con discapacidad en el entorno universitario; así como concienciar a las familias de los jóvenes con discapacidad participantes de los beneficios de favorecer su autonomía a través de la educación universitaria.

Al mismo tiempo, el campus pretende implementar la accesibilidad universal como herramienta de inclusión social de las personas con discapacidad y la sensibilización de todo su entorno; así como propiciar el conocimiento mutuo de las realidades de jóvenes con y sin discapacidad, en un entorno realmente inclusivo.

CONVIVENCIA

El grupo estará compuesto por 16 estudiantes, nueve de ellos con diferentes discapacidades (visual, físico, orgánico, TEA), procedentes de diferentes niveles educativos (4º ESO, Bachillerato y Ciclos Medios de Formación Profesional) y de diferentes territorios (Extremadura, Andalucía). Algunos de los participantes son personas en riesgo de exclusión social.

Durante estos siete días de convivencia desarrollarán diferentes actividades académicas (acercamiento a los Grados que se imparten en la Universidad de Extremadura), talleres (podología, movilidad, árabe, preparación de escritos, educación sexual, entre otros), tendrán varias sesiones de orientación vocacional, así como desarrollarán sus capacidades artísticas a través de un taller de teatro, cuya función acabarán interpretando.

Fuente: regiondigital.com