Nanopartículas para atacar tumores

Investigadores españoles diseñan un dispositivo inteligente capaz de penetrar en las células malignas para liberar un tóxico que desencadena su muerte.

Aprovechando los resquicios que existen en los vasos sanguíneos irregulares creadas por las células tumorales, «huecos» que miden entre 200 y 2000 nanómetros, se cuelan unas nanopartículas que tienen una orden: atacar al tumor desde el torrente sanguíneo con una carga tóxica. Diseñadas por investigadores del grupo de Investigación de Biomateriales Inteligentes del CIBER-BBN en la Universidad Complutense de Madrid (UCM), las nanopartículas mesoporosas de silicio solo se desprenden de su toxicidad cuando reciben el estímulo de la luz ultravioleta.

«Las células tumorales presentan una mayor demanda de nutrientes debido a su rápido crecimiento, lo que provoca la sobreexpresión de algunos receptores de su superficie», explica la investigadora María Vallet-Regí, del departamento de Química Inorgánica y Bioinorgánica de la UCM y autora principal del estudio. «Hemos diseñado un dispositivo inteligente que responde a la aplicación de un estímulo, la luz, liberando solo el fármaco si se expone a ella. Con dosis muy pequeñas se logra una gran muerte tumoral».

Realizado en colaboración con el Instituto de Investigación Sanitaria Hospital 12 de Octubre y el Instituto de Salud Carlos III, el estudio se ha probado in vitro, demostrando que las nanopartículas logran «engañar» a las células malignas por estar recubiertas de la proteína encargada de transportar hierro (transferrina).

La investigación podría resultar útil para tratar tumores de esófago, estómago y piel.

Fuente: hoy.es