La terapia con caballos despierta del silencio a los niños/as con autismo

Decenas de personas con discapacidad, física o psíquica, pasan por las instalaciones de la Asociación Extremeña de Zooterapia. Tras meses al lomo de los equinos, los usuarios/as logran evidentes mejoras físicas, en otros casos se trata de una mejora de conducta o aprendizaje.

Personas con autismo, hiperactivas, con parálisis neurológica, son algunos de los perfiles que pasan por el centro que hay en en Badajoz, en una finca situada en San Rafael de Olivenza.

El proyecto lo impulsa la Asociación Extremeña de Zooterapia, y pasado un tiempo los usuarios/as que reciben sesiones logran evidentes mejoras físicas, en otras en su conducta o en su aprendizaje.

En la actualidad participan en las terapias una treintena de personas, desde niños a adultos. No obstante cada año acuden a las instalaciones más de 200 personas, de la mano de cursos y sesiones concretas.

“El caballo hizo hablar al autismo”
Cristina Ruiz, psicopedagoga y coordinadora del proyecto, ha explicado a este diario que al centro suelen venir niños con problemas de autismo y problemas de atención, acostumbrados a recibir cuidados. Pero cuando llegan aquí es al revés. Entonces tienen que hacerse cargo de un caballo, un animal de grandes dimensiones al que tienen que cuidar, dar de comer.

Tienen que comunicarse con los equinos para guiarlos, tienen que hacerse responsables de ellos. Se les obliga a cambiar de rol, pasan a ser los cuidadores, de manera que logran mejorar sus dotes comunicativas, pero también su propia confianza, a motivarse.

En otros casos, la terapia mejora aspectos académicos, sirve especialmente para niños hiperactivos. Cabalgando aprenden a controlar sus impulsos. En otras se logra una mejoría de sus movimientos, o en el equilibrio.

El equipo de la Asociación Extremeña de Zooterapia está conformado por educadores, psicopedagogos y fisioterapeutas. Se trata del único centro homologado en Extremadura por la Federación Española de Terapia Ecuestre, y tienen a sus espaldas más de 15 años de experiencia.

Fuente: http://www.eldiario.es