La región adquiere tecnología punta para combatir el cáncer

Extremadura tendrá en el plazo máximo de tres meses una Unidad de Braquiterapia, que se instalará en el Servicio de Oncología Radioterápica del hospital Infanta Cristina.

Este sistema de tratamiento, que incorpora los últimos avances técnicos en la lucha contra los tumores cancerígenos, permite atacar la zona afectada con mayor precisión y menor sufrimiento para el paciente, lo que mejora la eficacia y disminuye los efectos secundarios de sistemas más habituales como la quimioterapia o radioterapia. Actualmente, todas las regiones españolas, a excepción de Extremadura y La Rioja, aplican este tratamiento.

En esencia, la braquiterapia consiste en la implantación mediante una aguja muy fina de una semilla radioactiva en el interior del propio tumor, que va quemando las células que forman el tumor.

Según explicó Peña, el Servicio Extremeño de Salud ya ha remitido al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) la documentación sobre la puesta en marcha de esta unidad. "En el hospital ya está todo preparado, incluida la ampliación de las dependencias de Oncología, y sólo quedan detalles como la compra de material accesorio y la contratación del personal especializado para el manejo de estos equipos", apuntó.

Incluso se ha contratado a la empresa Nucletron, que será la encargada de retirar los residuos radioactivos que genera esta técnica --sobre todo Cesio 137, Iridio 192 e Iodo 125--, ya que la mayoría de las semillas (excepto las que se emplean en tumores cerebrales) son temporales y deben ser retiradas al cabo de los 60 días generalmente.

 

DOS BOMBAS Y UN ACELERADOR

En este momento, el Servicio de Radioterapia de la sanidad extremeña está centralizado en el Infanta Cristina , y cuenta con dos bombas de cobalto y un acelerador lineal. Por él han pasado entre enero y noviembre de este año 668 pacientes para ser tratados con irradiaciones externas.

Además, los servicios de Quimioterapia --presentes en todos los hospitales públicos de la región, a excepción del de Navalmoral de la Mata-- atendieron a 1.765 pacientes.

Mientras, los enfermos de cáncer que deben ser tratados con braquiterapia son derivados a centros sanitarios de fuera de la región. Esta situación cuenta con el problema añadido de que tiene que buscarse un hospital privado, ya que los públicos no suelen aceptar pacientes al estar sus unidades ya saturadas.

La dotación en Extremadura de una Unidad de Braquiterapia fue planteada por el Insalud en 1996. Sin embargo, y pese a que en su día se adquirieron parte de los equipos --valorados en unos 300.000 euros-- la puesta en marcha del servicio se fue aplazando por la ralentización de las costosas obras necesarias en la zona donde se implantaría.

 

4.000 CASOS POR AÑO

Cada año, se detectan en Extremadura unos 4.000 casos de personas afectadas por los distintos tipos de cáncer, y la media anual de enfermos en tratamiento supera los 6.400. De éstos, casi la sexta parte corresponde a tumores en las vías respiratorias --traquea, bronquios y pulmón-- sobre todo en varones, donde tradicionalmente ha estado más arraigado el hábito de fumar.

El segundo lugar en incidencia es para el tumor de mama (500 ingresos por año), seguido de los linfomas (más de 300), recto y colon (unos 270) y estómago y laringe (casi 250 en cada caso). Leucemias y tumores en el útero también alcanzan altas cifras.

En cuanto a la mortalidad, el cáncer es la segunda causa de defunción en Extremadura, sólo por detrás de las enfermedades cardiovasculares. Así, según los datos del Instituto Nacional de Estadística, de las aproximadamente 11.000 muertes que se producen cada año en la región, 2.600 son provocadas por tumores malignos (con un 64,7% de hombres), mientras que las afecciones del aparato circulatorio causan unas 4.000.

Según tipo de tumor, y como consecuencia de su mayor incidencia, es el cáncer de pulmón el más mortífero, cobrándose unas 540 vidas por año, sobre todo de varones, que suponen el 92,6% de los fallecimientos totales.

Le siguen, por este orden, el de colon, estómago, próstata, mama, vejiga e hígado.

Fuente: www.elperiodicoextremadura.com