La Playa Costa Dulce de Orellana la Vieja será accesible

Orellana la Vieja recibe el Plan de accesibilidad universal de la Playa Costa Dulce. El plan ha sido elaborado por la Otaex, en colaboración con Apamex, y es uno de sus estudios más ambiciosos, del que se espera que acabe siendo un referente del turismo social.

El consejero de Sanidad y Políticas Sociales de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, ha entregado al alcalde de Orellana la Vieja, Cayetano Ramos, el Plan de accesibilidad universal de la playa de Orellana, que ha sido elaborado por la Oficina Técnica de Accesibilidad de Extremadura (Otaex) en colaboración con Apamex.

Se trata de un estudio que propone las acciones encaminadas a conseguir que todas las personas, sean cuales sean sus capacidades, puedan disfrutar de la Playa Costa Dulce de Orellana, y que Vergeles ha definido como una completa actuación de autentico “turismo social” que integra la accesibilidad a “cualquier tipo de discapacidad”. En el acto también han participado la directora general de Arquitectura, María Ángeles López; el presidente de Apamex, Jesús Gumiel; la directora de la Otaex, Asunción Muñoz, y su técnico Teresa Sierra; el presidente de la asociación de personas con discapacidad de Navalvillar de Pela (Sopemi), Cristóbal Arroyo, y su fundador, Antonio Íñiguez ; y el delegado de la Asociación Oncológica Extremeña (AOEX) en Herrera del Duque y comarca, Ricardo Peña.

El plan propone actuaciones en viales creando itinerarios peatonales, da una especial importancia a la señalización tanto sensorial como cognitiva, un acceso general a la playa con escalinata y pavimento y accesos accesibles al merendero o al restaurante auditorio. Incluye zonas de ocio infantil y zona de juegos acuáticos especialmente diseñadas.

El Consejero ha explicado que se trata de una actuación integral para que todas las personas puedan “disfrutar en igualdad” de este lugar turístico, una playa dulce con bandera azul al que vaticina será un referente nacional en esta materia. También ha recordado que la Otaex ha llevado a cabo 752 estudios y 2.416 asesoramientos técnicos en materia de accesibilidad. Por su parte, Cayetano Ramos ha indicado que era preciso conocer todas las medidas que permitan que los ciudadanos, tengan o no necesidades de accesibilidad, puedan disfrutar de este entorno natural único e inigualable, y por ello con este estudio ahora toca ponernos en marcha para lograr los recursos necesarios para ejecutarlo. Para ello se solicitará apoyo a diversas administraciones, incluida las europeas.

Por su parte, Jesús Gumiel destacaba que estudios como este demuestran “el enorme nivel técnico de nuestros profesionales” y sobre todo “el interés y compromiso por la accesibilidad de los alcaldes y concejales extremeños que están cursando peticiones de todo tipo, a las que es preciso sumar las acciones formativas, el asesoramiento o la colaboración en supervisión de proyectos”. Además, agradeció al Consejero “el apoyo que nos presta con la Otaex así como la impresionante labor de coordinación en la que estamos trabajando propiciada por la directora general de Arquitectura”.

Teresa Sierra expuso que el objetivo de este estudio es “dotar de las condiciones básicas de accesibilidad que exige la normativa, en lo que proceda, a la Playa Costa Dulce de Orellana la Vieja y a sus instalaciones e infraestructuras, incidiendo en aquellas que son exigibles en lo concerniente al galardón de Bandera Azul” (el cual ostenta desde 2010), “buscando al mismo tiempo convertirla en pionera a nivel nacional como destino turístico familiar, social y accesible”.

Entre las actuaciones propuestas se incluyen:

- Vial. Se adapta el vial a la normativa nacional, creando itinerarios peatonales con zonas de descanso, vados peatonales, pasos de peatones, plazas de aparcamiento adaptadas, así como cabinas de aseo accesibles. Se da una especial importancia a la señalización con objeto de logar una accesibilidad sensorial y cognitiva para personas con discapacidad intelectual y visual, mediante la utilización de pavimentos señalizadores de advertencia e indicadores de dirección. Todo ello contrastado cromáticamente y complementado con cartelería situada en puntos estratégicos que aporten información básica, clara y concisa, ayudando a la orientación de todas las personas.

- Acceso general a la playa. Se propone modificar el acceso actual por una escalinata con las características óptimas para un uso seguro, incluso para aquellas que, aún teniendo movilidad reducida (usuarios de muletas, bastones, etc.) les resulta mucho más cómodo y accesible el tránsito por peldaños que por un pavimento inclinado.

- Itinerarios Peatonales. Accesibles en la playa. Se propone crear un itinerario en forma de pasarela, rodeando al restaurante y siguiendo la curvatura de la ladera, de manera que desembarque en una zona de estancia reservada a personas con movilidad reducida. La siguiente propuesta se plantea también como un sendero por el que poder pasear admirando el paisaje que ofrece el pantano, para lo cual, se han previsto a lo largo del recorrido unas zonas más amplias destinadas a mirador y a áreas de descanso. La pasarela incluye los servicios necesarios para la estancia de personas con movilidad reducida y con discapacidad visual.

- Comunicación con el auditorio. Desde el primer área de descanso se puede trazar otra pasarela que la comunique con la parte inferior del auditorio, donde se ubican plazas reservadas para personas usuarias de silla de ruedas u otros productos de apoyo.

- Acceso accesible a merendero cubierto (nivel superior). Se propone crear una rampa por el interior del mismo.

- Servicios higiénicos accesibles (baños). La siguiente propuesta plantea la creación de dos cabinas accesibles, una para cada sexo, considerándose necesario crear otro núcleo de aseos.

- Restaurante. Se aportan soluciones para el acceso desde la entrada principal y la terraza, así como los aseos. Tanto para el restaurante como para los otros bares y chiringuitos de la zona, se dan pautas generales para adaptar el mostrador y el mobiliario.

- Auditorio. Se modifican las escaleras para adaptarlas a la normativa nacional, unificando la dimensión de los peldaños y realizando la señalización adecuada para su correcta percepción por todas las personas, principalmente aquellas con discapacidad visual e intelectual. Se reservan plazas abarcando las diversas discapacidades, asesorando sobre la mejor ubicación de estas, en función de sus necesidades, aportando indicaciones para la creación de una zona con instalación de bucle de inducción para las personas con discapacidad auditiva.

- Acceso a merendero de césped y sendero. Se propone nivelar el pavimento para conectar el escenario con el auditorio, mientras que la conexión con el sendero se hará mediante una rampa. También se propone una zona de merendero accesible.

- Zona de juegos infantiles y zona de juegos acuáticos. Se establece la creación de una zona de juegos infantiles en la que se incorporen juegos adaptados para todos los niños, en función de sus necesidades, incorporando elementos para la estimulación sensorial e intelectual, como instrumentos musicales a gran escala y con contraste cromático. Dado el carácter lúdico y turístico de la zona, se plantea instalar un espacio que atraiga aún a más visitantes, haciendo si cabe un punto extra de recreo familiar.

- Sendero Azul. Es posible aprovechar las actuaciones propuestas en este estudio de accesibilidad para la creación del Sendero Azul siguiendo el vial. También se estudia la posibilidad de que el trazado del Sendero Azul discurra aprovechando la pasarela propuesta como “Acceso accesible a la playa”.

- Actividades acuáticas accesibles. Dado que uno de los requisitos del Sendero Azul es potenciar los hábitos de vida saludables, se aportan unos ejemplos de actividades acuáticas accesibles que se podrían llevar a cabo en la playa.

Fuente: Revista GRADA