"El Rey León" de Aspaceba, un ejemplo de superación

31 actores con parálisis cerebral y 26 monitores de Aspaceba que se ocupan de ellos en el centro han interpretado la obra El Rey León en el López de Ayala, en la celebración del Día Mundial de las Personas con Parálisis Cerebral.

La idea de impulsar esa representación se puso en marcha cuando Carlos Marrupe, monitor de esta asociación, viajó a Madrid para asistir al musical de 'El Rey León'. Este joven hacía prácticas en Aspaceba y pensó que el espectáculo era ideal para los alumnos del taller de teatro con el que cuenta Aspaceba. «¿Por qué no? Y soñé que los usuarios realizarían dicha obra», recuerda ilusionado.

La iniciativa fue cuajando y después de recibir el apoyo del director del centro, Carlos Batalla, y del coordinador del centro de día, Agustín Regalado, comenzaron los ensayos. «En ese momento empezó lo mejor, seleccionar el elenco que formaría parte de esta locura. Y fue extremadamente fácil, no el elegir, sino conseguir que se implicaran desde el minuto cero, ellos... los protagonistas y sus familias, implicados, ilusionados», continúa Marrupe, que ha asumido la dirección de la obra. «Es muy bonito ver cómo se meten en el papel, cómo preguntan, cómo ven la película una y otra vez, cómo ensayan, cómo intentan superarse, cómo te mandan mensajes con distintos tonos de voz para ver cuál es la más adecuada».

Esa entrega incondicional se hizo visible ayer en la representación de un musical que contó en el escenario con la participación de más de 50 personas entre usuarios del centro y monitores. «Los personajes principales están interpretados por los actores con parálisis cerebral Serafín Rodríguez Rojo, Anabel Barroso, Pedro Álvez, Sandra Bermejo, Guillermo Lara, María Asunción Zabala, Daniel Viejo, Ana Millares, Víctor Borrero, Juan Carlos Rodríguez y Carmen Díaz».

Ellos asumieron el protagonismo, pero otros muchos compañeros -los actores tenían edades comprendidas entre los 8 y los 55 años- participaron en los coros después de ensayar durante varios meses.

Batalla explicó ayer que esta misma representación ya fue llevada en Navidad a la Facultad de Educación de la UEx en Badajoz. «Allí fue un éxito, pero el escenario era más pequeño y tenían más dificultades para moverse en sus sillas de ruedas, el López de Ayala es un salto importante».

Para lograr un mejor resultado, en los últimos meses el centro ha trabajado en la mejora de los trajes y del sonido, también en las interpretaciones. Y el resultado de la representación de ayer llenó de orgullo tanto a los actores como a sus familias.

Pero no era ese el único logro que se buscaba. El musical también ha servido para trabajar facetas tan importantes como la comunicación no verbal, la expresión corporal, la destreza de la musculatura, la estimulación sensorial, el desarrollo de la creatividad y la imaginación. «A todo ello se suma la mejora que supone para el refuerzo y el favorecimiento de la autoestima», resume Carlos Batalla.

El director de Aspaceba está feliz con el resultado de una obra con la que se ha dado inicio a la Semana de la Parálisis Cerebral que se desarrolla esta semana en distintos puntos de Extremadura.

Fuente: hoy.es