DOLORES BAS, FUNDADORA

Si se cita a Dolores Bas a lo mejor no se sabe quién es. Pero si hablamos de la hija de 'Pepe Reyes', la cosa cambia. Esta mujer era la hija de Ramón Bas Rojas, más conocido como Pepe Reyes, a quien debe el nombre el Cerro de Reyes, porque era el propietario de los terrenos sobre los que se asienta el barrio.

Durante su vida, Dolores siguió la trayectoria solidaria que caracteriza a su familia. Tras el fallecimiento de Pepe Reyes y su esposa, sus tres hijos heredaron todos los bienes. Así, sus descendientes de hicieron múltiples e importantes donativos para obras sociales y religiosas.
De este modo, financiaron íntegramente la edificación de la iglesia de Jesús Obrero, y donaron 2.000 metros cuadrados en esta misma barriada al Ayuntamiento de Badajoz para la construcción de una guardería infantil.

Por otro lado, Francisco Arus Missiego, marido de Dolores Bas, además de gestionar y organizar los papeles de los negocios que continuaron los hijos de Pepe Reyes, siempre tuvo la intención de crear una institución que acogiera a niños huérfanos o que no tuviesen recursos. Pero, por falta de tiempo, nunca llevó a cabo este proyecto.

Continuar su labor

Dolores falleció en 2007 sin herederos, pero se quiso asegurar que tras su muerte continuaran llevándose a cabo estas obras sociales en su nombre. En su testamento dejó constancia de que con sus bienes se constituyese una fundación benéfica que llevase su nombre, el de su padre y su marido.

A principios de este año, su deseo fue hecho realidad y se creó la Fundación 'Hija de Pepe Reyes, Dolores Bas de Arus'. Esta institución, que lleva funcionando plenamente desde dicha fecha, ejerce sus funciones en Badajoz.

Los beneficiarios de su actividad son tres instituciones emblemáticas de la ciudad: Aprosuba 3, la Agrupación Provincial de Badajoz de la Asociación Española Contra el Cáncer y el Hogar de Ancianos Residencia Nuestra Señora de la Soledad, que actualmente se encuentra gestionado por la congregación religiosa Hermanitas de los Ancianos Desamparados. «Aunque nuestra intención es que poco a poco podamos ir ayudando a más organizaciones», explica uno de los patronos de la fundación.

El 70 por ciento

Estas tres entidades, por deseo de Dolores, recibirán el 70% de los beneficios del capital que la fundación obtenga cada año. «Los medios de los que dispone la fundación son los aportados a la misma por su fundadora, y se trata de continuar con los negocios que ella tenía, arrendamiento de fincas rústicas, fincas urbanas y capital en metálico que le proporciona los beneficios para seguir funcionando», indica el patrón.

Dentro de poco la fundación de Dolores Bas tendrá una nueva sede situada en la avenida de Elvas y que previsiblemente será inaugurada en el mes de enero. Desde este emplazamiento se trabajará para continuar con el deseo de Dolores de seguir ayudando. «Nuestra intención es hacerle un homenaje a la hija de Pepe Reyes por toda su trayectoria, por eso queremos solicitar al Ayuntamiento de Badajoz que pongan su nombre a una calle de la ciudad».