Un centenar de personas piden que se ceda el viejo Ifeba a las asociaciones

Un centenar de personas de 19 asociaciones distintas se concentraron este sábado 26 de enero a las puertas del antiguo Ifeba para reclamar al Ayuntamiento que convierta este edificio en un centro de asociaciones.

Un centenar de personas se han concentrado a las puertas del antiguo Ifeba, en la avenida Federico Mayor Zaragoza, para reclamar al Ayuntamiento de Badajoz que ceda el uso de estas instalaciones a la veintena de asociaciones locales que, agrupadas bajo la Plataforma Bien Común, desarrollan su labor en la ciudad en favor de los colectivos más vulnerables.

A través del manifiesto al que durante el acto dio lectura la presidenta de la plataforma, María de los Ángeles Jiménez, los colectivos defendieron que el antiguo Ifeba cuenta con espacio suficiente para acogerlos a todos, es accesible para las personas con movilidad reducida, tiene aparcamiento y una situación «estratégica», pues está muy próximo al Hospital Universitario de Badajoz, con el que muchos de los colectivos colaboran y trabajan habitualmente.

«Creemos que es un gran edificio de Badajoz, infrautilizado, que se ha ido deteriorando sin necesidad, y al que nuestra plataforma pueda dar vida y contribuir a su mejora», expuso Jiménez. A juicio de las asociaciones, las instalaciones se están desaprovechando, pues llevan utilizándose doce años «como nave o almacén», cuando a ellas les permitiría tener un espacio digno, del que muchas carecen, además de compartir recursos, optimizar medios y servicios y trabajar de manera conjunta.

La Plataforma Bien Común, que echó a andar hace dos meses e integra a colectivos que trabajan en el ámbito social, sanitario, cultural y medioambiental, reivindicó la labor de las asociaciones, que representan y atienden a «miles de afectados y familias», por lo que exigieron un apoyo «más manifiesto y decidido» por parte de las instituciones públicas, a las que, recordaron, ahorran ingentes cantidades de dinero, pues hay estudios que avalan que los servicios que prestan a la sociedad serían «inasumibles» desde el punto de vista económico por las administraciones.

Como gesto simbólico de su reivindicación, los colectivos colgaron de una de las puertas de acceso a las instalaciones del antiguo recinto ferial lazos blancos con el nombre de cada uno de ellos.

Fuente: La Crónica de Badajoz

Ver Noticia La Crónica de Badajoz

Ver Noticia en Hoy.es